DESCÁRGATE LA APP

La Dra. Isabel Pérez Caballero aporta una serie de consejos contra los excesos alimentarios

La Dra. Isabel Pérez Caballero nos habla sobre lo que supone para la salud los excesos alimentarios en estos días. Ya llegó la Navidad, época de reuniones con familiares, amigos, comidas de empresas, etc., momento de celebrar y compartir y como, es habitual en nuestro país, en torno a una buena mesa con alimentos ricos en calorías, propios de estas fechas, platos sabrosos, entremeses, dulces,…, acompañado además de bebidas alcohólicas y/o azucaradas en mayor o menor medida y pérdida de horas o de regularidad en el sueño. La Dra. Pérez Caballero nos habla sobre lo que supone para la salud los excesos alimentarios en estos días.

 Los excesos alimentarios en Navidad forman parte del paisaje tradicional de estas fiestas; sin embargo, conviene evitarlos, pues constituyen un factor de riesgo para la salud. Deben ser valorados por todas las personas pero sobre todo por aquellas con patologías crónicas, susceptibles de empeorar en estas fechas por condiciones de estrés metabólico, neurológico y emocional. (Hipertensión, diabetes, dislipemias, etc.)

Una comida típica de estas fechas, por ejemplo la de Nochebuena y la de Navidad seguidas por pocas horas, pueden suponer un consumo de hasta 3000 Kcal, lo que es prácticamente el doble de la necesidad energética de 2 días completos (como término medio) para una persona. Este exceso calórico puede corresponder al final de las fiestas navideñas con un incremento de 2 a 4 kg de peso.

Para hacernos una idea del aporte de calorías de algunos alimentos habituales en estas comidas, recogemos algunos ejemplos que aporta la SEEN (Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición): tres canapés de paté: 150 calorías; pavo relleno (250 gr): 516 calorías; langostinos (100 gr) con mahonesa: 200 calorías; un dedo de turrón: 200 calorías; una porción de roscón: 250 calorías; cinco nueces: 160 calorías; y dos copas de vino: 130 calorías.

Estos excesos calóricos suponen un esfuerzo metabólico notable hasta al punto que puede provocar respuestas agudas con descompensación de patologías previas. Existe un incremento del 25% de urgencias e ingresos hospitalarios, en estas fechas, fundamentalmente por crisis hipertensivas, diabetes descompensada, crisis de gota y diferentes patologías digestivas como gastritis, reflujo gastroesofágico, pancreatitis, cólicos biliares y gastroenteritis. Además del exceso de alcohol y/o la falta de sueño que pueden agravar otras patologías de base como por ejemplo la epilepsia.

Surgen también en estas fechas muchos artículos con ‘recetas milagro’ ‘mitos anti-resaca’ o con dietas ‘desintoxicantes’, para evitar o aliviar que estos excesos alimentarios nos perjudiquen, la mayoría sin fundamento científico y en muchas ocasiones lo que hacen es complicar más la situación. Por ello debemos seguir las recomendaciones de la SEEN y la SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad) que proponen un decálogo de consejos y pautas saludables para estas fechas:

  1. No cambies tus hábitos de alimentación y ejercicio habituales. No debes saltarte ninguna toma y mantener una regularidad horaria en las mismas. Reserva los ‘excesos’ para las fechas más señaladas.
  2. ¡Muévete!. Con treinta minutos más de ejercicio físico diario podemos compensar las calorías extras de las comidas navideñas.
  3. Controla el alcohol que tomas pues aporta calorías vacías.
  4. Planifica el menú. Si el plato principal es muy graso, (ej. Cordero) se deberán preparar entrantes ligeros (ej. Vegetales).
  5. Planifica la compra para evitar las sobras.
  6. No dejes de tomar fruta. Puedes preparar como postre y/o sobremesa bandejas con frutas tropicales o entrantes como ensaladas o brochetas de fruta.
  7. Mientras cocinas evita los picoteos.
  8. Sustituye las salsas industriales (muy grasas) por salsas caseras a base de hortalizas, hierbas aromáticas, jugo de limón, yogur desnatado y vinagretas.
  9. Elabore postres caseros reduciendo el contenido de azúcar ( se puede sustituir por edulcorantes) y grasas.
  10. ‘De todo, pero poco’. Si quieres comer de todo lo que hay en la mesa, sírvete en un plato pequeño cantidades de todo lo seleccionado y no repitas.

Ahora, que comienzan las fiestas, desde HSA te recomendamos que las disfrutes con moderación: no abuses de las bebidas alcohólicas, modera tu consumo de dulces y practica algo de ejercicio para contrarrestar la cantidad de comida que consumimos de más en estas fechas.

Debemos reflexionar y darnos cuenta que lo importante de estas fechas es disfrutar de la compañía, de una buena conversación, de risas y momentos inolvidables que coleccionar en nuestro álbum de recuerdos, acumular calorías de cariño y kilos de alegría en nuestra alma.

Felices Fiestas y Feliz Año 2020.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies