La Dra. Luz María Alonso Barbero es la nueva podóloga de HSA

Cada semana recibo a mujeres que presentan ciertas molestias en los pies que con lo último que lo relacionarían es con la menopausia. Prevenir, hacer un diagnóstico precoz y tratar las afecciones y dolencias podológicas que se produzcan durante esta etapa puede mejorar la calidad de vida nuestros pacientes.

La menopausia es un período normal en la vida de la mujer, donde se producen una serie de cambios hormonales que pueden favorecer la aparición de alteraciones y patologías. Quizás una de las posibles consecuencias más desconocidas que tiene es la que hoy vamos a tratar. 

El pie está sujeto a diversas alteraciones fisiológicas que pueden influir en su estado, como el envejecimiento, alteraciones circulatorias, embarazos, sobrepeso, alteraciones biomecánicas o enfermedades sistémicas. Una vez que la mujer alcance la etapa de menopausia, pueden aparecer nuevas alteraciones o empeorar las que ya estén presentes.

La repercusión en el pie puede manifestarse con el riesgo de fracturas por osteoporosis, aumento de la laxitud articular, aparición o agravamiento de deformidades, inestabilidad de la marcha, esguinces, afectación en rodilla, cambios tróficos y aparición o agravamiento de la psoriasis. 

Recuerde que puede solicitar su cita a través del portal del paciente de nuestra APP o página web. También puede hacerlo llamando al  854 566 003. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies