DESCÁRGATE LA APP

El Dr. Castilla Serrano es un destacado médico especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica y experto en lesiones y enfermedades de la columna vertebral

La ciática o lumbociática es un padecimiento muy frecuente, cada vez más, de gran parte de la población. Es por tanto un problema muy prevalente en nuestra sociedad. De hecho, se considera que hasta el 90% de la población ha padecido alguna vez en su vida alguna crisis de dolor lumbar irradiado o no.

La mayoría de las veces, estas crisis se solventan con tratamiento conservador, mediante analgesia, reposo relativo y fisioterapia. Pero el dolor irradiado a una o ambas piernas, tiene una serie de características especiales. La primera es que el dolor es bastante peor tolerado, y la segunda es que a veces se puede acompañar de síntomas sugestivos de déficit neurológico, como la pérdida de fuerza o la sensibilidad en la zona que depende del nervio afectado.

Este dolor irradiado a las piernas se produce habitualmente porque una hernia de disco lumbar, que es una parte de un disco que se sale de su sitio, comprime a uno de los nervios que van hacia las piernas. En los casos en los que el dolor ciático no cede con medidas conservadoras tras un tiempo prudencial, o se acompaña de un daño neurológico, es cuando el tratamiento quirúrgico comienza a plantearse, pues es posible que una compresión prolongada de la raíz nerviosa termine produciendo un daño permanente de la misma que no ceda tras la descompresión quirúrgica.

El tratamiento quirúrgico clásico de la hernia discal ha consistido en la extirpación abierta de los fragmentos de disco extruídos y del resto del disco. Esta técnica es el Gold Standard con la que se comparan todas las demás técnicas de extirpación discal. También es cierto que en los últimos treinta años ha habido intentos para extirpar o disolver el disco de una forma menos invasiva, como son el caso de la quimionucleolisis, la microcirugía, la cirugía por láser, etc. Técnicas, todas ellas, que, o bien ya no se usan, o tienen unas indicaciones determinadas con sus ventajas e inconvenientes.

Como decíamos, la técnica por excelencia, sigue siendo la extirpación del disco, y es en este caso cuando entra en juego una forma mínimamente invasiva de hacerlo, que es la discectomía endoscópica.

Esta técnica consiste en la extirpación del disco mediante un abordaje vídeo asistido y de forma percutánea

Las técnicas quirúrgicas vídeo asistidas, tienen ya una larga tradición en la cirugía, como es el caso de la cirugía artroscópica, la laparoscopia, etc. Por tanto, en este caso, se trata de extirpar el fragmento discal herniado que está comprimiendo el nervio sin tener que hacer más que una pequeña incisión de 1 cm.

Es una cirugía que tiene los mismos resultados que la cirugía convencional, pero con muchos menos riesgos de dolor e infecciones postoperatorias que ésta. La recuperación es infinitamente más rápida, y en caso de no presentarse complicaciones, el alta hospitalaria puede ser dada una vez pasada la anestesia.

Su otra gran ventaja es que el hecho de utilizar sistemas de imagen que magnifican, se puede extirpar el disco con el mínimo daño posible al resto de las estructuras lumbares, lo que la convierte en una técnica percutánea que permite una reincorporación a una vida cotidiana con ligeras restricciones de forma casi inmediata.

La discectomía endoscópica, por tanto, consiste en la extirpación de la hernia discal “viendo” mediante una cámara y cánulas especiales pero con el mínimo daño posible, igualmente que hoy en día se extirpa un menisco o una vesícula biliar mediante técnicas similares, pero de forma más segura y con una recuperación mucho más rápida y confortable.

Como conclusión, es importante tener en cuenta la seguridad y el confort postoperatorio gracias a la mínima lesión de partes blandas adyacentes y a las técnicas de la magnificación ópticas.

Sin duda, será la técnica de extirpación discal del futuro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies