DESCÁRGATE LA APP

La psicóloga Nerea Membrillo aporta pautas para el confinamiento

Tras decretar el Gobierno de España el Estado de Alarma en nuestro país, la psicóloga Nerea Membrillo habla sobre las consecuencias de una de las medidas impuestas que es el confinamiento: no es otra cosa, en este caso, que quedarse en casa y no salir, a no ser que sea algo estrictamente necesario como ir a trabajar, ir a comprar artículos de primera necesidad, etc.

Por ellos, nos quedan unos días en casa, de confinamiento, mínimo 15 y, entonces, qué mejor manera que tomarlo con optimismo. Todos hemos dicho alguna vez que tenemos cosas pendientes y que nos gustaría tener más tiempo para una determinada actividad. Pues ahora es el momento de hacer todas esas cosas. Además de seguir con nuestra rutina en la medida que nos sea posible. Pero, ¿Cómo?

Pues establezcámonos un horario. Tendremos más tiempo de lo habitual, pero si no nos organizamos también malgastaremos más tiempo. Establezcamos un horario para levantarnos, para trabajar en el caso de que sea de manera telemática, para hacer las tareas domésticas, para hacer las cosas que queríamos hacer y para momentos de ocio. También es conveniente dejar hueco en el horario para hacer deporte en casa, existen muchos tutoriales en internet que nos podrá ayudar a mantenernos físicamente bien. El cumplimiento del horario establecido podrá ayudarnos a sentirnos realizados.

Tenemos una gran ventaja en la época en que vivimos y es que la tecnología nos hace estar más cerca de nuestra familia y amigos; beneficiémonos de ella y comuniquemos a través de videollamadas con nuestros seres queridos.

Para los más pequeños de la casa, es recomendable también establecer horario, para sus deberes y sus ratos libres, tiempo de videojuegos y otras tecnologías. Para tenerlos entretenidos es necesario utilizar la creatividad, existe la posibilidad de realizar muchas actividades en casa. Por ejemplo, involucrarlos en las tareas del hogar como si fuera un juego: haced recetas en familia, que ayuden a doblar la ropa, a tender, y además que tengan también sus momentos de diversión y de actividad: que bailen, que canten (karaoke a través de internet), que se disfracen, juegos de mesa en familia, dibujar, pinta cara, etc.

¡Quedémonos en casa con optimismo, salvemos vidas!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies