Logo HSA

Tfno

Tfno Urgencias y Citas

Redes sociales

La enfermedad de Crohn afecta cada día a más personas, condicionando su vida cotidiana. La Doctora González- Mariscal, especialista del equipo de Aparato Digestivo de Hospital San Agustín, explica las principales claves para entender esta patología. Y resalta una idea fundamental: “la clave para abordar la enfermedad de Crohn está en diagnosticarla en los primeros síntomas”, de ahí la importancia de acudir a un especialista digestivo con rapidez.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn pertenece a un grupo de enfermedades que se engloban en una entidad denominada Enfermedad Inflamatoria Intestinal y a la que pertenecen también la Colitis Ulcerosa y la Colitis Indeterminada. Se caracterizan por ser procesos inflamatorios crónicos, que cursan en forma de brotes y que afectan primordialmente al tubo digestivo.

La Enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier tramo del tubo digestivo, aunque la localización más frecuente es el íleon, el tramo final del intestino delgado. Es la más prevalente de las enfermedades inflamatorias intestinales, en estos momentos en España se diagnostican entre 5 y 10 casos nuevos cada año por cada cien mil habitantes, actualmente hay más de 100.000 personas diagnosticadas en España.

Afecta principalmente a personas jóvenes de 16 a 45 años, tanto hombres como mujeres, aunque en los últimos años el diagnóstico en menores de 18 años ha aumentado considerablemente, además, hay grupo de pacientes que puede manifestar sus primeros síntomas entre los 50 y 70 años.

¿Cuál es la causa?

No se conoce la causa de esta enfermedad, aunque cada vez se perfilan mejor los factores que intervienen en su desarrollo. La hipótesis más aceptada es que sobre una predisposición genética actúan factores ambientales, factores ligados a la microbiota del intestino y factores inherentes al sistema inmune.

Uno de los factores de riesgo para el desarrollo de la Enfermedad de Crohn y el más fácil de evitar es el tabaco. La prevalencia en fumadores es muy elevada, además la enfermedad es más agresiva y con peor respuesta a los tratamientos.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas dependen de la localización anatómica y de la severidad de la inflamación. El síntoma fundamental de la enfermedad de Crohn es la diarrea y el dolor abdominal generalmente localizado en la fosa iliaca derecha. Se puede acompañar de fiebre. La afectación perineal es habitual pudiendo existir abscesos perianales y fístulas complejas que en ocasiones constituyen el debut de la enfermedad. Pueden existir manifestaciones extraintestinales de la enfermedad como alteraciones articulares, oculares, cutáneas y hepatobiliares.

La clave: el diagnóstico con los primeros síntomas

Todas estos síntomas provocan un gran impacto en la calidad de vida del paciente. Al ser una enfermedad crónica que va evolucionando con el paso de los años, si el diagnóstico es precoz, cuando aparecen los primeros síntomas, el desarrollo de la enfermedad es mucho más positivo y la calidad de vida de los pacientes no se ve tan afectada.  La detección precoz de la enfermedad va a evitar que las lesiones en el aparato digestivo sean más profundas y que la fibrosis sea menor disminuyendo la gravedad de las posibles complicaciones y mejorando la respuesta a los tratamientos.

El promedio de tiempo entre la aparición de los síntomas y el diagnóstico varía de entre seis meses a cinco años. Esto es debido a que al compartir síntomas con otras patologías digestivas, muchas veces el diagnóstico es difícil, de ahí, la importancia de prestar atención a los síntomas y de acudir al médico cuando empiecen a ser recurrentes.

Consecuencias del retraso en el diagnóstico

La falta o el retraso en el tratamiento puede tener consecuencias diferentes de acuerdo con la edad del paciente. En la infancia, la principal consecuencia es el retraso en el crecimiento y desarrollo, además, la presencia de diarrea crónica y dolor abdominal puede afectar la calidad de vida y desenvolvimiento social y escolar del niño. Por otro lado, en los pacientes adultos puede existir una importante pérdida de peso, anemia y osteoporosis, además de una importante alteración en la calidad de vida.

El diagnóstico del especialista digestivo

Gracias a la mejoría en las técnicas diagnósticas, los especialistas podemos identificar más rápidamente  la enfermedad y empezar a tratar a los pacientes. Disponemos de diversas herramientas para el diagnóstico entre las que están los estudios analíticos, microbiológicos y ecografía abdominal que pueden realizarse en las primeras vistas del paciente a la consulta especializada y ofrecernos datos de sospecha de la enfermedad, ante los cuales se debe realizar una colonoscopia con valoración del íleon terminal y toma de biopsias. Es obligatorio completar el estudio del intestino delgado mediante pruebas radiológicas y/o capsulaendoscopia, que nos permite una evaluación exhaustiva del intestino delgado. Otras exploraciones que han cobrado mucha relevancia en los últimos años son la enteroresonacia y determinaciones analíticas más especificas como la calprotectina fecal.

Está demostrado que si al diagnóstico precoz le sumamos el correcto cumplimiento de las terapias de mantenimiento por los pacientes, el número de brotes será menor y de menor gravedad.

El tratamiento

En la actualidad, el tratamiento de la EII se basa en la combinación de diferentes medicamentos, entre los que se encuentran los antiinflamatorios intestinales, los corticosteroides, los inmunomoduladores y las terapias con fármacos biológicos.

 

 

 

                                                             

En el día Mundial de la Fibromialgia, la Doctora Nadia Abdel-Kader Martín, especialista en reumatología de Hospital San Agustín, da respuestas a las principales preguntas sobre esta patología.

¿Qué es la fibromialgia?

La palabra fibromialgia (FM) significa dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones). Se caracteriza por dolor músculo esquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos, los denominados puntos dolorosos o gatillo. Este dolor se parece al originado en las articulaciones pero no es una enfermedad articular claramente definida.

¿Quién sufre fibromialgia?

A pesar de lo que se pueda creer es una patología frecuente, se estima que del 2% al 5% de la población general, sobre todo mujeres. Puede presentarse como única alteración (fibromialgia primaria) o asociada a otras enfermedades (fibromialgia concomitante). Además la fibromialgia confunde, ya que casi todos sus síntomas son comunes a otras alteraciones y no tiene una causa conocida. Con frecuencia antes de llegar al diagnóstico definitivo, se ha acudido a diferentes especialistas, quienes encuentran que análisis y radiografías son normales. 

¿Qué factores influyen?

Con frecuencia varía en relación con el nivel de actividad, los cambios climáticos, la falta de sueño o el estrés.

¿Qué síntomas aparecen?

Además del dolor, la fibromialgia puede ocasionar rigidez generalizada, sobre todo al levantarse por las mañanas, y sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies. También pueden notarse hormigueos poco definidos que afectan de forma difusa sobre todo a las manos. Hasta el 90% de las personas con fibromialgia tienen cansancio que se mantiene casi todo el día. 

Las personas que padecen fibromialgia tienen una mala tolerancia al esfuerzo. Se encuentran agotados, sin energía. Con frecuencia describen su estado: “como si me hubieran dado una paliza”. Este hecho condiciona que cualquier ejercicio de intensidad produzca dolor, lo que hace que se evite. Como consecuencia cada vez se hacen menos esfuerzos y el nivel de tolerancia al ejercicio desciende aún más. Este cansancio es parecido al que se presenta en el síndrome de fatiga crónica, que a su vez tiene síntomas similares a los de la fibromialgia, por lo que pueden ser variaciones de una misma enfermedad. 

El 70-80% de los pacientes con fibromialgia tienen trastornos del sueño. Otros síntomas son, ansiedad y depresión (25%), así como jaquecas, el llamado colon irritable, sequedad en la boca y los ojos, hormigueos en manos y pies.

¿Por qué se produce la fibromialgia?

La fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos, estímulos que habitualmente no lo son. No se conoce la causa de esta alteración, pero se piensa que hay muchos factores implicados. 

Hay personas que desarrollan la enfermedad sin causa aparente y en otras comienza después de procesos identificables, como una infección bacteriana o viral, un accidente de automóvil, la separación matrimonial o el divorcio, problemas con los hijos, etc. En otros casos aparece después de que otra enfermedad conocida limite la calidad de vida (artritis reumatoide, lupus eritematoso, etc.). Estos agentes desencadenantes no parecen causar la enfermedad, sino despertarla en una persona que ya tiene una anomalía oculta en la regulación de su capacidad de respuesta a determinados estímulos.

¿Cómo se diagnostica? 

El diagnóstico de fibromialgia se hace en base a las molestias y a los datos que el médico encuentra al explorar. 

En la exploración física de la persona que padece fibromialgia, el médico identifica dolor a la presión de unos puntos determinados del cuerpo. Cuando los puntos dolorosos son más de 11 de los 18 existentes en una persona con dolor generalizado, se puede hacer el diagnóstico de fibromialgia.

Los análisis y las radiografías en esta enfermedad sirven fundamentalmente para descartar otras enfermedades que se puedan asociar a la fibromialgia. 

¿Cuál es el tratamiento?

El objetivo del tratamiento es mejorar el dolor y tratar los síntomas acompañantes, para conseguir una gran mejoría en la calidad de vida de la persona con fibromialgia. Los pasos a seguir para el correcto tratamiento de la fibromialgia son: 

  • La explicación de la naturaleza de la enfermedad y la educación para evitar los factores agravantes; el tratamiento de las alteraciones psicológicas asociadas si las hay y cambios conductuales si es preciso.
  • El ejercicio físico.
  • El tratamiento con medidas locales y el uso de analgésicos y medicamentos que aumenten la tolerancia al dolor. 

¿Algunas recomendaciones?

La obesidad es un factor de sobrecarga músculo-tendinosa. Por este motivo se recomienda pérdida de peso en las personas obesas con fibromialgia. La ansiedad y la depresión no son la causa de la fibromialgia, pero cuando se asocian a la misma, hacen que su tratamiento sea más difícil; por este motivo es fundamental buscar la presencia de estos problemas y en el caso de que existan, hay que procurar su control con la colaboración del psiquiatra. 

Hay que adecuar el comportamiento al padecimiento de esta enfermedad. No basta con ir a buscar los medicamentos al médico. La actuación propia es muy importante para afrontar el dolor. Una actitud positiva ante las cosas de cada día es fundamental. Es importante procurar establecer las mejores condiciones para un sueño reparador. Evitar la ingesta de sustancias y bebidas estimulantes (café, té, alcohol, etc.), así como las temperaturas extremas (sobre todo un calor excesivo en el dormitorio) y los ruidos y luces (relojes despertadores). 

De todas las medidas que se han empleado en el tratamiento de la fibromialgia, el ejercicio físico y una adecuada fortaleza muscular son sin duda las más eficaces. Es evidente que el ejercicio por encima de la capacidad física del individuo empeora el dolor, lo que invita a abandonarlo. Por eso esta fortaleza muscular se ha de conseguir poco a poco; paseos, montar en bicicleta o natación. El objetivo final es hacer ejercicio al menos 20-30 minutos varias veces en la semana. 

Los calmantes o analgésicos pueden ayudar pero sólo se tomarán si su médico se lo indica. La mayoría de los enfermos con fibromialgia los toman, pero su eficacia es parcial y nunca deben ser el único tratamiento. Hay un grupo de medicamentos, que actúan entre otros mecanismos de acción, aumentando los niveles de serotonina, y que mejoran los síntomas en un buen número de enfermos. 

                                                             

Hospital San Agustín avanza en su apuesta firme por el cuidado integral de sus pacientes. La Biblioteca para pacientes es una iniciativa de la institución por humanizar el periodo de hospitalización, que va tomando forma en el centro.

Para conocer más este proyecto la psicóloga Rocío Roblas cuenta los detalles más importantes, para que todos se animen a participar. Rocío Roblas es la encargada de poner en marcha esta iniciativa, psicóloga especializada y Máster en Psicología General Sanitaria, ha tomado las riendas de este proyecto desde su comienzo.

¿Qué es la Biblioteca Hospitalaria HSA?

La Biblioteca es un servicio que va a ofrecer el Hospital San Agustín a los pacientes ingresados, y a sus acompañantes. El objetivo es que puedan disfrutar de una Biblioteca con variedad de libros para que, durante su estancia en el Hospital, no pierdan su hábito de lectura o lo creen, aprovechando la espera hasta la recuperación.

¿Para qué se crea la Biblioteca?

De forma general, se pretende promover la lectura en los pacientes ingresados y sus acompañantes. Ofrecerles un recurso de entretenimiento durante su estancia en el Hospital que, a su vez, la hará más llevadera.

La lectura permite disminuir las sensaciones de soledad y aislamiento experimentadas durante el ingreso, al apartarse al paciente del mundo exterior y de sus rutinas. Además la lectura mejora el estado de ánimo, aumentando la concentración y las habilidades sociales, lo que ayuda a una recuperación más rápida del paciente.

También la Biblioteca tiene un propósito social, al solicitar que sus ejemplares sean donados de forma desinteresada por trabajadores y usuarios del centro. También nos encantaría que cualquier vecino se anime a participar tanto en la donación como en la lectura, aunque no esté hospitalizado.

¿Cómo nace este proyecto?

Los beneficios de la lectura son muy conocidos tanto desde la psicología como desde la medicina. Ya en el siglo XIX, aparecen las primeras aproximaciones nacionales del proyecto en los hospitales de la época.

Actualmente, en España, existe una Red Estatal de Bibliotecas gestionada por la Asociación de Educación para la Salud (ADEPS) desde el año 2007, donde se conoce la actividad de, al menos, una treintena de bibliotecas localizadas en varios hospitales del Sistema Nacional de Salud.

¿Dónde se situará la Biblioteca?

La Biblioteca pretende ser práctica en cuanto a su formato, por lo que consistirá en un mueble portátil que se podrá desplazar por el centro de manera fácil y rápida. Será accesible para los pacientes ingresados y a sus acompañantes.

¿Cuándo y dónde podrán donarse los libros?

En las próximas semanas dará comienzo la campaña de donación en el Hospital San Agustín, que se anunciará para que llegar a todos los interesados.

Animo a todas las personas que tengan la posibilidad de participar en la donación de los libros porque, con ello, estaremos ayudando a los enfermos en su recuperación y, en un futuro, podemos ser nosotros los beneficiarios.

En el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, Hospital San Agustín renueva su compromiso con estos principios. La especialista del centro en Salud Laboral, la Doctora Isabel Pérez, expone algunos de los puntos de mayor interés fruto de su experiencia y trabajo diario en este campo.

Hoy, 28 de abril, día mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo, una iniciativa internacional para promover tanto la seguridad como la salud en el trabajo, así como el trabajo decente. Un día que el movimiento sindical mundial asocia desde hace años a la conmemoración de las víctimas de accidentes y enfermedades profesionales.

El trabajo y la salud

El trabajo desempeña una función esencial en las vidas de las personas. La mayoría de los trabajadores pasan al menos ocho horas al día en el lugar de trabajo, ya sea una plantación, una oficina, un taller, etc. Así pues, los entornos laborales deben ser seguros y sanos, cosa que no sucede en el caso de muchos trabajadores.

La protección de la salud y de la seguridad de los trabajadores es un campo que debe implantarse más en las empresas. Los empleadores tienen que tener clara su responsabilidad moral y jurídica en la protección de sus trabajadores. A causa de los riesgos y de la falta de atención que se prestan a la salud y a la seguridad, en todas las partes del mundo abundan los accidentes y las enfermedades profesionales.

Los datos

Cada día mueren 6.300 personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo, más de 2,3 millones de muertes por año. Anualmente ocurren más de 317 millones de accidentes en el trabajo, muchos de estos accidentes resultan en absentismo laboral. El coste de esta adversidad diaria es enorme y la carga económica de las malas prácticas de seguridad y salud se estima en un 4% del PIB global cada año.

Una tarea de todos

Las empresas están obligadas a mejorar la seguridad y la salud de sus empleados mediante la prevención de riesgos laborales, evitando accidentes laborales y enfermedades, que afecten a la calidad de vida de los trabajadores. Para conseguir este objetivo tienen que poner en práctica medidas de seguridad y salud laboral basados en la evaluación de riesgos y legislación pertinente. Según la Organización Internacional del Trabajo, (OIT), la Seguridad y la Salud Laboral abarca el bienestar social, mental y físico de los trabajadores, incluyendo por tanto a la “persona completa”. No solo trata de evitar accidentes y enfermedades profesionales, también incluye la identificación de posibles riesgos en el lugar de trabajo y la aplicación de medidas adecuadas de prevención y control. Para ello es necesaria la interacción con otras áreas científicas como la medicina del trabajo, la salud pública, la ingeniería industrial, la ergonomía, la química y la psicología.

Objetivo para 2017

La campaña de la OIT del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo este año se centra en la necesidad fundamental de los países de mejorar su capacidad para recopilar y utilizar datos fiables sobre seguridad y salud en el trabajo (SST).

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas abarca un plan de acción global con metas de desempleo específicas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos. Con su adopción, la capacidad para recopilar y utilizar datos fiables sobre SST también ha pasado a ser indispensable para cumplir con el compromiso de los países para implementar y reportar los progresos en relación con algunos de los 17 objetivos de desarrollo sostenible y sus metas de desempeño. El objetivo nº 8 se refiere en particular, a la promoción del “crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”.

Una cultura nacional de prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo implica el respeto del derecho a gozar de un medio ambiente de trabajo seguro y saludable a todos los niveles; la participación activa de los gobiernos, los empleadores y los trabajadores para asegurar un medio ambiente de trabajo seguro y saludable a través de un sistema de derechos, responsabilidades y deberes definidos y la atribución de la máxima prioridad al principio de la prevención.

La alergia es una de las principales amenazas para la salud en primavera. El Doctor Alberto Caso Vázquez, alergólogo de Hospital San Agustín, responde a las principales interrogantes para poder disfrutar de la estación primaveral sobrellevando la alergia.

¿Qué es la alergia?

La alergia es una respuesta exagerada del organismo y una reacción de rechazo ante sustancias que el organismo no debería reconocer como extrañas. Como resultado de la reacción se produce una inflamación en el órgano afectado, normalmente las vías respiratorias y como consecuencia de ésta los síntomas.

¿Han aumentado los afectados por las alergias?

En los últimos años se observa un aumento creciente de la prevalencia de la alergia sobre todo en las sociedades desarrolladas. No se conocen a ciencia cierta las causas, pero hay varias teorías y una mezcla de todas ellas parece ser la hipótesis más acertada. Influyen la menor exposición de nuestros niños a agentes infecciosos que en épocas pasadas y la contaminación por diesel que mantiene partículas en suspensión más tiempo del natural.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia?

Los síntomas que produce la alergia en las vías respiratorias altas son picor nasal y ocular, estornudos, obstrucción nasal, mucosidad, lagrimeo, enrojecimiento de los ojos.

Cuando afecta a las vías respiratorias bajas producen tos, dificultad para respirar, ruidos en el pecho e imposibilidad de hacer deporte. En casos más graves puede provocar crisis de asma y requerir asistencia de urgencias e ingresos hospitalarios.

¿Qué causa la alergia en primavera?

En primavera los agentes causantes de la alergia más frecuentes son los pólenes (sobre todo gramíneas, olivo, ciprés y plátano de sombra). En una segunda línea los ácaros del polvo, los hongos y los epitelios de animales, que el resto del año son los más importantes.

¿Durante toda la primavera la intensidad del polen es la misma?    

Respecto a la alergia al polen hay que considerar algunos detalles importantes. La lluvia disminuye de manera considerable las concentraciones de polen, no sólo por la precipitación en sí, sino por el menor número de horas de sol. La falta de sol limita la difusión de las partículas, por lo que puede prolongar la presencia de niveles elevados de pólenes en la superficie. El viento también es un propulsor de grandes cantidades de pólenes.

¿Qué hacer si eres alérgico al polen?

Las recomendaciones a los alérgicos al polen son:

  • Conocer los pólenes responsables de la enfermedad.
  • Conocer la época de polinización y el recuento de pólenes a los que se es alérgico.
  • Evitar salidas al aire libre los días de máxima polinización o días de mucho viento.
  • En casa evitar las ventanas abiertas durante las horas de sol, y por las noches. Se pueden abrir al atardecer. La madrugada es el tiempo en el que los pólenes son más abundantes.
  • Utilizar filtros adecuados para aspiradoras y pasar el aspirador una vez por semana.
  • El aire acondicionado en casa es de utilidad, utilizando filtros adecuados que eviten que penetre el polen en la vivienda.
  • En las épocas de máxima polinización evitar salidas al campo, paseos por parques o jardines.
  • Protegerse los ojos del contacto directo con el aire mediante la utilización de gafas.
  • En viajes en automóvil evitar las ventanillas abiertas. Utilizar el aire acondicionado.
  • Consultar con su alergólogo en caso de tener que realizar algún viaje.

Es muy importante conocer el tipo de alergia y la medicación necesaria para tratarla y que hoy en día es posible mejorar mucho la calidad de vida a través de la inmunoterapia (vacunas) y conseguir una curación real y definitiva de la alergia al polen.

El Hospital San Agustín cuenta con un servicio de alergología al que poder acudir para diagnosticar y tratar las alergias, tanto en niños como en adultos. Un equipo de especialistas de alta capacitación y con pruebas diagnósticas que pueden ayudarle a superar sus alergias.

Página 10 de 13