Logo HSA

Tfno

Tfno Urgencias y Citas

Redes sociales

Hoy 21 de junio es el Día Mundial del ELA, una patología neurológica muy dura que cada día afecta a más personas. Debido al gran impacto que esta enfermedad tiene en la sociedad, el neurólogo de HSA, el Doctor Mario Romero Blanco responde a los principales interrogantes sobre ella.

¿Qué es la Esclerosis Lateral Amiotrófica, conocida como ELA?

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurológica degenerativa que afecta de forma generalizada y progresiva a las motoneuronas localizadas en el cerebro, tronco cerebral y médula espinal.

¿En qué consiste?

La disminución del número de estas neuronas provoca una progresiva pérdida de fuerza que va afectando a todos los músculos del cuerpo, incluyendo los necesarios para la deglución, el habla y la respiración. La enfermedad suele iniciarse por pérdida de fuerza en una extremidad o, en los casos de inicio bulbar, por dificultad para hablar y tragar. Lentamente esta debilidad va progresando al resto de los músculos del cuerpo.

¿Cuál es la población con riesgo de padecer ELA?

Esta enfermedad se suele iniciar entre los 55 y los 65 años de edad, aunque puede aparecer antes. Además tiene una prevalencia de aproximadamente 6 casos por 100.000 habitantes.

En un 10 % de los casos es hereditaria transmitida de manera autosómica dominante, siendo por tanto en la mayoría de los casos esporádica y de causa desconocida.

¿Cómo se diagnostica ELA?

El diagnóstico lo establece el neurólogo mediante la exploración neurológica que evidenciará los signos típicos de lesión de las motoneuronas (pérdida de fuerza y de masa muscular, reflejos tendinosos aumentados, fasciculaciones, etc), sin déficits de las sensibilidades ni de las funciones cerebelosas.

El electromiograma (EMG) es una prueba complementaria que se usa para apoyar el diagnóstico y excluir otras enfermedades con síntomas parecidos (miopatías, miastenia gravis, polineuropatias), así como será también necesaria la realización de una resonancia magnética del cráneo y de columna cervical que en esta enfermedad serán normales, pero que descartan otras patológicas con manifestaciones similares, por ejemplo la compresión medular cervical por artrosis.

¿Cuál es el tratamiento del ELA?

En cuanto al tratamiento, actualmente no se disponen de ninguno capaz de detener la progresión de la enfermedad. Sí existe un fármaco, el Riluzol, que ha demostrado al menos ralentizarla ligeramente. Conforme la enfermedad avanza se requerirá de tratamiento rehabilitador, logopedia para tratar la disartria (dificultad para hablar) y la disfagia (dificultad para tragar), ventilación no invasiva contra la insuficiencia respiratoria y la eventual colocación de una sonda de alimentación en el estómago (P.E.G.) en los casos de disfagia intensa con riesgo de desnutrición.

Finalmente, referir que se investiga con células madre en esta enfermedad, las cuales se pueden diferenciar en neuronas motoras que después serian trasplantadas a la médula espinal de los pacientes o bien para que produzcan factores neurotróficos que eviten la degeneración de las motoneuronas.

Carlos Campano, Campeón del Mundo de MX3, confía en la Unidad de Podología de HSA para sus revisiones y preparación del pie antes de las competiciones. El deportista de élite, natural de Dos Hermanas, hace un alto en su agenda para visitar al podólogo Álvaro Gómez, especialista de HSA que utiliza las últimas técnicas y tecnologías en el cuidado del pie.

El equipo de HSA le desea mucha suerte en las próximas competiciones y le esperamos para seguir cuidando de su salud.

HSA avanza en la puesta en marcha de la Unidad Integral de Atención Primaria. La psicóloga Marta Sanz ha presentado al equipo HSA las líneas maestras de la unidad, así como los principios fundamentales de la atención primaria.

Para crear los objetivos de la Unidad Integral de Atención Primaria se ha tomando como punto de partida la definición de salud de la OMS, que establece que el bienestar del paciente se consigue de la unión del bienestar físico, el mental y el social, y no sólo de la ausencia de afecciones o enfermedades.

HSA enfoca la Atención Primaria en su centro en la teniendo como eje vertebral la atención integral del paciente y desde la perspectiva de un equipo multidisciplinar, que aborda todos los ámbitos de un problema de salud. La Unidad de Gestión Clínica está formadas por médicos, enfermeros, psicólogos y cuidadores, un equipo coordinado de profesionales que aportan sus especialidades en una apuesta común por la gestión de la salud.

La experiencia de la puesta en marcha de Unidades de Gestión en la aplicación de la Atención Primaria ha dado muy buenos resultados, tanto a nivel asistencial como de gestión y resolución de las situaciones. La reducción de los desplazamientos hospitalarios y de la masificación de las áreas asistenciales especializadas, demuestran que la Atención Primaria consigue una atención integral de la salud de los pacientes.

Situaciones actuales como el envejecimiento de la población, así como el aumento de enfermedades crónicas agudas hacen más necesario que nunca la Atención Primaria, a través de la cual conseguir un seguimiento centralizado en cada paciente.

Las razones objetivas, por sus resultados, avalan la Atención Primaria como un pilar fundamental en el cuidado de la salud en la actualidad. Pero la crisis económica ha dejado su marca, se ha registrado una pérdida de interés por potenciar una especialidad tan fundamental. Según datos publicados por el Ministerio de Sanidad, a principios de la década eran más de 86.000 profesionales los dedicados a esta área, y en el año 2015 la cifra descendió a 84.686 profesionales, entre médicos de familia, pediatras, enfermeros y cuidadores. En la reciente adjudicación de especialidades MIR, uno de los datos más significativos es la caída de peticiones para la especialidad de medicina de familia y comunitaria.

Hospital San Agustín apuesta por la Atención Primaria, muestra de su vocación por cuidar al paciente desde un enfoque integral y multidisciplinar. Prueba de ello es la puesta en marcha de la Unidad Integral de Atención Primaria, formada por: médicos de familia, enfermeros y psicólogos generales sanitarios. El objetivo principal de esta unidad es prevenir, diagnosticar y tratar todas las enfermedades, sin olvidar el cuidado de las experiencias negativas que pueden suponer para el paciente.

Tradicionalmente el enfoque del tratamiento médico se centraba en la patología o sintomatología concreta presentada por el paciente. Desde la Unidad Integral de Atención Primaria se aborda la enfermedad no solo como síntomas, sino como una experiencia que está viviendo el paciente y que tiene que superar. El equipo de Hospital San Agustín acompaña y guía al enfermo para curarle la patología y recuperarlo de vivir una enfermedad.

Los profesionales de Hospital San Agustín se coordinan y trabajan en equipo para acompañar al paciente a la salud tanto física como emocional. Provocando sinergias para evitar que el paciente pase de la vivencia negativa que supone estar enfermo, a una patología limitante que puede suponer la vivencia de la enfermedad. El paciente siempre en el centro de la atención por la salud.

 

Los alumnos con la Dra. Ana López y Concepción del Cueto del servicio de consultas de HSA

Hospital San Agustín en su compromiso por la formación y especialización de profesionales mantiene acuerdos con distintos centros educativos para la realización de prácticas en distintas áreas: sanitarios, administración… Una aportación a la formación de los profesionales del futuro.

 

Durante los últimos tres meses, cinco alumnos del grado formativo en documentación y administración sanitaria han realizado sus prácticas en HSA. Durante las 62 jornadas de formación práctica los alumnos de los centros OSCUS Sopeña e IES Lláñez han conocido de primera mano la actividad profesional, han tomado contacto con la realidad laboral y han desarrollado sus capacidades prácticas.

La Dr. Ana López ha sido la tutora de la actividad formativa en HSA, con gran experiencia en este área, ha guiado a los jóvenes en la resolución de dudas y animado a superar los retos del trabajo diario. Los jóvenes han mostrado gran capacidad de superación y esfuerzo, logrando día a día adquirir nuevas competencias.

Todo el equipo de HSA agradece a estos jóvenes profesionales el esfuerzo y el interés que han demostrado por nuestro hospital, las ganas de aprender de nuestros profesionales y todo lo que como personas nos han aportados. Les deseamos todo lo mejor en su carrera profesional.

El martes 13 junio ha sido el día europeo de la Prevención del Cáncer de Piel. En una época del año en la que el bronceado se convierte en una prioridad para muchos, es obligatorio pararse a reflexionar sobre la importancia de la piel y los riesgos de la exposición al sol.

El “maltrato” o el poco cuidado de la piel puede tener consecuencias negativas para el organismo, en muchos casos irreversibles. Uno de estos peligros es el cáncer de piel, sobre el que mucho se habla, pero sobre el que es imposible dejar unos puntos claros, para el cuidado y la precaución. La Unidad de Dermatología de Hospital San Agustín repasa los principales puntos de esta patología.

¿Qué es el cáncer de piel?

La piel es el órgano más extenso del organismo y supone la primera barrera de defensa frente a agentes externos. Está formada por 3 estratos distintos: la epidermis, la dermis y el tejido celular subcutáneo. En cada uno de estos estratos se encuentran diferentes células con distintas funciones. Estas células, como cualquier célula del cuerpo humano, pueden proliferar de manera descontrolada y acabar formando un tumor o neoplasia, cuyo comportamiento puede ser benigno o maligno.

El cáncer de piel incluye un conjunto de diferentes neoplasias malignas que derivan de células de la piel. Como existen diferentes células en los 3 estratos cutáneos, tendremos distintos tipos de cáncer de piel. En general, se clasifican en dos grandes grupos:

  • los cánceres que derivan de un tipo concreto de células de la piel, los melanocitos, al que llamaremos melanoma
  • el resto de tumores malignos de la piel distintos del melanoma

Las principales características del cáncer de piel son:

  • El cáncer de piel es el tipo más común de cáncer. En la mayoría de los casos es curable.
  • Su pronóstico, al igual que en otros tipos de cáncer, depende del diagnóstico precoz.
  • Generalmente es asintomático por lo que es importante conocer cómo puede detectarse.
  • Los factores de riesgo para el desarrollo son el tipo de piel, la genética y la exposición solar.

¿Qué tipos de cáncer de piel existen?

Los tumores en la piel se pueden dividir en dos grupos:

- El melanoma:

  • El más peligroso y puede ser mortal.
  • Aparece más en el cuerpo y afecta también a jóvenes, entre 20 y 40 años.
  • Puede ser un lunar nuevo que aparece o uno previo que cambia.
  • Un lunar que crece y cambia de color en un periodo de un año es sospechoso y hay que extirparlo para analizarlo.
  • Lo más importante en su pronóstico es el diagnóstico y el tratamiento precoz.

- El cáncer cutáneo sin melanoma, que a su vez se subdivide en:

  • Carcinoma basocelular:
  • El más frecuente y benigno.
  • Afecta con más frecuencia a zonas expuestas al sol, como la cara aunque puede aparecer en cualquier localización.
  • Aparece como un granito rosa o del color de la piel que crece o una herida que no cura.
  • El tratamiento con cirugía es curativo, en casi todos los casos.
  • Carcinoma epidermoide:
  • Puede manifestarse como nódulos, zonas escamosas o heridas que no curan.
  • Puede aparecer en zonas expuestas al sol, como en zonas de quemaduras antiguas o úlceras crónicas.
  • El tratamiento suele ser la cirugía.
  • En todos los casos tienen dos etapas:
  • Cuando crecen sólo a nivel de la epidermis, el mejor momento tanto para el diagnóstico como para su cura.
  • Cuando empieza el crecimiento vertical y la penetración en la dermis, comenzando entonces la metástasis.

¿Cuáles son los tipos de cáncer de piel más frecuentes?

Los más frecuentes son el carcinoma basocelular y el carcinoma epidermoide, ambos malignos pero con un desarrollo muy lento, llegan a la dermis después de años de evaluación. El melanoma es menos frecuente, pero mucho más agresivo y rápido.

¿Cuáles son las claves del cuidado de la piel?

El sol es un factor desencadenante del cáncer de piel. Las personas que acumulan mucho sol y quemaduras desde la infancia son más propensas a padecerlo. No olvides que la piel tiene memoria.

Ciertos tipos de piel tienen mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad. Esto se debe a que los que tienen más pigmentación poseen más protección natural contra el sol. Las personas rubias y pelirrojas, de piel clara, ojos claros y muchos lunares tienen más riesgo que las demás, pero no son las únicas.

Ante la exposición al sol en playa y piscina ¿qué recomendación?

La mejor forma de prevenir este tipo de cáncer es actuando sobre la exposición solar. El primer paso es evitar las quemaduras solares, realizando una exposición solar progresiva y no en las horas centrales del día.

Ante tantos productos de protección solar, ¿cuál es la clave para tener seguridad en la exposición?

Lo importante es utilizar crema solar de amplio espectro, que cubra rayos UVA/UVB) con un factor de protección 50. Es importante utilizar una capa generosa, sin olvidar la parte posterior del cuello, orejas, labios, hombros y empeines.

La crema solar hay que ponerla 30 minutos antes de la exposición solar, y repetir cada dos horas.

Página 8 de 13